Existen pocas bandas mexicanas de metal progresivo que se posicionen con fuerza, personalidad y mantengan una técnica impecable en la ejecución de su música como lo ha hecho Ágora a lo largo de casi 16 años. Su pasión y disciplina ha dado como resultado la creación de un estilo musical sólido, obviamente caracterizado por los ritmos trepidantes y de máximo volumen propios del metal, aunado a que Ágora logra sintetizar varios elementos de las diferentes ramificaciones que existen dentro de este género (heavy, speed, power, thrash), con un sonido metálico, la potencia de sus riffs, la velocidad de las canciones y la gran destreza técnica en las guitarras junto con los sorprendentes solos. Su música nos recuerda a grupos europeos de la misma vertiente musical como Dream Theater, Iron Maiden, Judas Priest, Stratovarious y Helloween, a quienes les han abierto muchos de sus conciertos (además de otros grupos importantes como Deep Purple, Mötley Crüe, Guns N’ Roses, Megadeth y un largo etcétera).

En días recientes, fue muy grato para el equipo de XGusto entrevistar a Ágora, conformado por Eduardo Contreras (voz), Sergio Aguilar (guitarra) Manuel Vásquez (guitarra) Daniel Villarreal (bajo) y Eduardo Carrillo (baterista), quinteto que inicia oficialmente en el 2001 (algunos de ellos amigos desde la secundaria) y cuentan con cuatro discos producidos. En esta ocasión, sólo pudimos estar con Eduardo Carrillo y Daniel Villarreal, quienes nos recibieron cálidamente, siempre con la sencillez y la autenticidad que los distingue como personas.

Platicamos de todos los retos que han tenido que enfrentar en su carrera hasta el día de hoy; cómo el heavy metal se ha ido profesionalizando en México (pues ha sido un género que ha estado más identificado en Europa y Estados Unidos) y cómo la escena musical se vuelve cada vez más competitiva. Pero, pese a las dificultades, Ágora sigue consolidándose y un claro ejemplo de ello es el reciente lanzamiento de su primer DVD en vivo grabado en Plaza Condesa, “Vértigo Vivo”, el cual ha tenido una excelente demanda por parte del público. Asimismo, acaban de hacer una remasterización de su disco “Zona de Silencio” (2005) como un homenaje a los más de 10 años desde que salió este material, mismo que ahora contó con la participación de uno de los grandes productores del metal europeo, el músico sueco Dan Swanö, hecho que indiscutiblemente ha sido muy significativo para la banda. Entretanto, el grupo se encuentra componiendo nuevas letras para su próximo disco y, por supuesto, parte de todo esto estarán presentándolo en el Festival Vive Latino el domingo 19 de marzo.

También nos compartieron muchas de sus anécdotas, algunas muy duras (como el accidente que tuvieron en el 2006, en el que todos los integrantes y el staff tuvieron lesiones muy graves, y en donde lamentablemente fallece uno de sus promotores), pero que han influido de manera clave en la compenetración que se siente dentro del grupo, porque Ágora además de ser músicos profesionales, formar parte de una empresa, la cual involucra a un gran equipo de trabajo, contar con su propio estudio de grabación en el que también apoyan a nuevos talentos, ellos mismos conforman una familia, un hogar, y han adquirido el compromiso de impulsar a bandas de metal que apenas comienzan, involucrándose así en el crecimiento de nuevas generaciones de músicos metaleros.

Sin duda, los registros altos de voz que alcanza Eduardo Contreras, contrastan de manera armónica con el sonido metálico ejecutado por las guitarras de Sergio y Manuel, el tapping y slapping generado por el bajo de Daniel, así como la velocidad y fuerza de la batería que imprime Lalo, lo cual, todo en conjunto, es fundamental para dar el peso que requiere su estilo metal progresivo.

Ágora, al ser una de las bandas más representativas del metal en México, deja firme constancia de su calidad musical, la congruencia en lo que creen y llevan a cabo; desde luego, la zona de confort no es algo que funcione en el grupo, ya que el quinteto nunca ha dejado de estudiar y perfeccionar sus habilidades técnicas, buscando evolucionar y ser más creativos en la instrumentación, arreglos y la composición de las letras y música. Por eso, como consecuencia de todo lo anterior, Ágora vive con la filosofía y el buen consejo que un día les dio el maestro Roger Glover, bajista de Deep Purple, “es necesario divertirse y pasársela bien en todo lo que hagan, de lo contrario, nada vale la pena”.

Sin más preámbulo, a continuación veamos la entrevista que XGusto les hizo en el jardín de su estudio de grabación.