En muchas ocasiones, en restaurantes finos, has llegado a pedir un platillo el cual su diseño es tan majestuoso que sería un insulto comerlo, ¿no? Pues por esta ocasión te mostraremos algunos platillos nacionales e internacionales que son notorios por su extravagante diseño.

Fugu

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

Este precioso platillo de origen japonés tiene un diseño similar al de una flor. Fugu está conformado por carne de pez globo. Este es uno de los platillos japoneses que solo lo puedes encontrar en restaurantes de alto prestigio, asimismo, es uno de los platillos más difíciles de preparar ya que, con el más mínimo error, el pez globo puede solar un poderoso veneno que puede ser letal para el que esté cerca del pescado. La manera apropiada prepararlo es limpiando el pez globo y retirando, cuidadosamente, el hígado y las gónadas (parte del cuerpo que contiene el veneno del pescado).

Escargots

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

Es un platillo francés que se sirve en restaurantes lujosos de Paris, Francia. El platillo consta de caracoles de tierra cocidos, sin embargo, en el restaurante L’Escargot Montorgueil la forma en que colocan el caracol en el plato es fino y elegante. Si alguna vez piensas visitar Paris, Francia te recomendamos que comas en el restaurante L’Escargot Montorgueil donde sirven los mejores escargots. No obstante, les debemos advertir que el proceso para cocinar este platillo es un tanto tardado, por lo que deben tener mucha paciencia al esperar su alimento.

Sushi del Oriente

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

¿Alguna vez has oído de un sushi de oro? El sushi del oriente está cubierto por una hoja de oro de 24 quilates; y eso no es todo, pues el platillo japonés también está espolvoreado con cinco diamantes de 0.20 quilates de origen africano. Es considerado como el sushi más caro del mundo, pues tiene un costo de dos mil dólares. Su diseño es como un tesoro, aparenta más como una pequeña joya marina, que un precioso tentempié.

Pizza con caviar

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

¿Quién dijo que la pizza no puede tener un diseño extravagante? En ciertos lugares culinarios, en especial restaurantes en Nueva York, sirven la pizza de caviar; un platillo que contiene cuatro tipos de caviar además de pepinos, salmón ahumado y crema fraîche. Es un delicioso platillo, además de poder apreciar su elegante diseño, cosa que ninguna cadena de pizzería lograría.

Hamburguesa Infarto

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

¿Estás dispuesto a devorarte una torre de hamburguesa? Heart Attack Grill es un restaurante que se puede encontrar en Las Vegas, Nevada. Irónicamente, el establecimiento cuenta con meseras disfrazadas de enfermeras y por una buena razón. Uno de sus platillos es la hamburguesa infarto, ocho piezas de carne en un solo bollo. Su diseño es una exagerada torre de colesterol. Solo los valientes de estómago fuerte podrán tolerar esta hamburguesa.

Golden Opulence Sundae

 

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

Este magnífico postre cuenta con granos de vainilla tahitiano, con chocolate venezolano Chuao, vainilla de Madagascar, trufas, cerezas de mazapán y frutas confitadas de París. Puedes encontrar este postre en el restaurante Serendipity 3 en Nueva York, sin embargo, el precio de este dulce alimento es de mil dólares; más vale empezar a ahorrar. El diseño del Golden Opulence Sundae es tan majestuoso que sería un pecado comerlo.

Pastel de frutas de diamantes

Conoce los mejores diseños de platillos que no querrás comerlos

Posicionada en primer lugar como el postre más caro del mundo, con un precio de $1.65 millones de dólares. El pastel está conformado con un total de 223 pequeños diamantes. El chef se tardó seis meses en diseñar el pastel, más un mes en elaborarlo. El pastel es comestible, siempre y cuando se haya retirado los 223 diamantes. Solo un puñado de personas pueden probar esta majestuosidad gastronómica. El Pastel de frutas de diamantes está más diseñado para ser admirado que para ser consumido.