¿Qué dirías si te dijéramos que la cerveza puede ser un buen complemento de hidratación después de hacer ejercicio? No significa que traigas una caguama y te la bebas cada vez que termines una rutina de ejercicio, pero con la cantidad apropiada y moderada podrás quitar la sed e hidratarte con mucha facilidad.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Granada en España acaba de llegar a la conclusión de que la cerveza permite reestablecer las pérdidas hídricas de tu cuerpo, después de haber realizado una intensa rutina de ejercicio físico.

Debido a los ingredientes que posee la cerveza, al consumirse después de una agotada rutina, puede mantener los niveles más altos de glucosa plasmática, asimismo, puede alivianar los niveles de estrés.

De acuerdo con la directora de Proyectos de la Fundación Española de Nutrición, Emma Ruíz, declaró que la cerveza es favorable para la recuperación después de una actividad de condición física:

“La cerveza en un 98% agua, que es lo que necesita el deportista en la recuperación, y además incluye otra serie de nutrientes que favorecen esa recuperación, lo que hace que esta bebida ayude a la recuperación después de una actividad física, ya que, se metabolizan lentamente liberando unidades de glucosa que pasan progresivamente a la sangre y dan lugar a concentraciones de glucosa en plasma menos elevadas y más extendidas”.

La función de la cerveza tiene características similares a la del agua, sin embargo, la bebida alcohólica contiene compuestos que pueden ser útiles para el atleta, siempre y cuando se consuma de forma moderada.

Cabe mencionar que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria apuntó que la cerveza sin alcohol contiene mayores beneficios para la recuperación del atleta, ya que la cerveza sin alcohol no contiene ingredientes detractores que no eran útiles para la persona. Es una lástima que los gimnasios tengan prohibido el acceso con bebidas alcohólicas…