El perro es el mejor amigo del hombre y, como responsables de nuestra mascota, debemos cuidarlo y alimentarlo con la comida apropiada para que pueda crecer grande y fuerte.

Han existido ocasiones en que estamos comiendo cierto alimento y nuestro perrito nos pone sus famosos ojos persuasivos que podamos darle un pedazo de nuestra comida. Sin embargo, ¿sabías que la mayoría de la comida que comemos es dañina para nuestra mascota? A continuación, te mostraremos una lista de lo que jamás debes darle a tu perro.

  1. Chocolate

Es una verdadera lástima que el mejor amigo del hombre jamás podrá probar este manjar. Lo que contiene un chocolate es letal para un perro. Teobromina es un análogo de la adrenalina que contienen los chocolates, lo que puede causar deshidratación, diarrea, constantes vómitos, convulsiones y afectar el sistema gastrointestinal. Esto puede causarle la muerte porque, para los perros, el chocolate es como un veneno.

Chocolate perro

  1. Lácteos

Aunque también existen seres humanos que son intolerables a la lactosa, la mayoría de los animales también lo son, cuando llegan a una etapa adulta y no requieran de lactancia materna. En el caso de los perros, pueden causarle vómitos, diarrea, entre otros problemas estomacales. Todos los productos de lácteos se deben de evitar para tu compañero peludo como leche, queso, yogurt, crema, etcétera.

Lacteos

  1. Alcohol

Bebidas alcohólicas puede ser letal y mortal para tu mascota, después de todo, también es dañino para nosotros en exceso. No obstante, cualquier tipo de bebida (cerveza, vodka, whiskey, brandy, tequila, añejo, vino, jagermeister, etc.) contiene etanol, un elemento venenoso para los perros. Que un perro consuma alcohol puede tener síntomas de excitación, cambios repentinos de comportamiento de agresividad, problemas de respiración, depresión, jadeo excesivo, ¿quieres darle de beber? Dale agua y tu perro te lo agradecerá mucho.

Alcohol

  1. Uvas

Uvas contiene una extraña toxina que puede darle un intenso dolor a tu perro. Las uvas pueden detener el proceso de funcionamiento de sus riñones y por ello, causarle daños gastrointestinales e insuficiencia renal.

Uvas

  1. Carnes frías

Algo que comúnmente damos a nuestro perro es un trocito de jamón que pueda disfrutar ¿cierto? ¡grave error! Aunque las carnes frías como el jamón u otro similar no llega a matarlo, puede causarle serios dolores de estómago, esto por ser un alimento muy salado con altos índices de grasa.

Carnes frías

  1. Huesos

Aunque tenga una imagen muy estereotípica de un perro mordisqueando un hueso, el pobre animal puede repentinamente tragárselo y ahogarse en el proceso. No solo eso, dependiendo del tipo de hueso, pueden astillarse fácilmente y lastimarse tanto en la boca como en sus intestinos.

  1. Comida para gatos

No te dejes engañar; la comida para gatos y perros tienen componentes muy diferentes, ya que los dos animales son totalmente diferentes. La comida para gatos contiene más proteínas y grasa que la comida para perros, lo cual cae en la misma categoría que en las carnes frías.

Comida para gatos

  1. Aguacate

Al igual que el chocolate, nunca se le debe de dar aguacate. Este alimento contiene un componente llamado persin que es tóxico para perros, pero inmune para humanos. Cuando tu amigo de cuatro patas ingiera aguacate, puede contener síntomas como problemas respiratorios y cardiacos.

Aguacate

  1. Chicle

A pesar de que los perros son conocidos por querer morder cosas como huesos, no es recomendable darle un chicle para calmar sus ganas de masticar. Los chicles contienen altos índice de azúcar y puede causar insulina, lo que significa que puede reducir mucho los niveles de azúcar en la sangre del perro. También existe la posibilidad de que el perro se trague el chicle y no queremos imaginar el sufrimiento que tendría que pasar.

Chicle

  1. Comida con mucha sal

Cuando éramos niños nos encantaba mucho darle una papita frita a nuestro perro, sin embargo, darle papas, pretzel o similar, puede darle mucha sed y micción. Puedes inclusive llegar a causarle muerte por envenenamiento (dependiendo de la cantidad que le des).

  1. Cebolla y/o ajo

Un alimento extremadamente tóxico para nuestro compañero peludo. Las cebollas y/o ajos contienen compuestos que pueden dañar su sistema digestivo y no lograr digerirlo. Sus síntomas son: diarrea, debilidad, vómito y reacciones alérgicas.

Cebolla

Lo mejor que se puede recomendar es darle comida apropiada para perros, si tu mascota llegara a tener apetito por una pequeña botana, dale premios y huesos masticables apropiados para perros. Si tu mascota llegara a ingerir cualquier tipo de alimento para humanos, aunque sea una pequeña cantidad, llévalo inmediatamente a tu veterinario de confianza.