A propósito del Día del Riñón, no podíamos dejar de celebrar esta fecha recordando las bebidas alcohólicas que normalmente consumimos en días como los famosos ‘juevebes’ ‘beviernes’ y hasta los ‘sabadrinks’ que, por supuesto, a pesar de que son tónicos deliciosos y de los cuales algunas veces abusamos hasta perder el conocimiento, no por su agradable sabor dejan de ser dañinos para nuestra salud, específicamente para nuestro riñón el cual hace todo el trabajo rudo a la hora de procesar el alcohol en nuestra sangre.

Así que toma nota y checa estos ‘bebedizos’ que acaban con la salud de tu riñón. Y, aunque sabemos que  esto no te importará a la hora de llevarte a la boca un brandy, whiskey o vodka, no está por demás echar un vistazo.

Tequila

Sabemos que los shoots de tequila son deliciosos, más cuando van acompañados de sal y limón. Los ‘fondos’ son una de las prácticas más asiduas al consumir tequila, sin embargo, uno de los efectos más comunes son las famosas ‘resacas’ que, especialmente con el tequila, son las más mortales, a tal grado que muchas veces quieres cambiarte la cabeza por el terrible dolor de cabeza que causa a la mañana siguiente. Desde el primer trago se presentan efectos adversos para el sistema cardiovascular y la tensión arterial puede aumentar gradualmente. Así que, si piensas enfiestarte con tequila, debes de saber que es una de las bebidas más agresivas para tu salud.

Brandy

¿Quién no ha dicho expresiones como la siguiente?: ‘¡Ay wey, se me movió el piso’. Si alguna vez te ha pasado tomando brandy, sabes de lo que estamos hablando. El brandy, es una de las bebidas más dulces que hay en la industria, esta característica sumada a la combinación con refrescos azucarados llevan en poco tiempo a una embriaguez extrema ya que la cantidad de azúcar que contienen eleva potencialmente el grado de alcohol. Así que, si eres amateur en cuanto al brandy se refiere, ten cuidado si lo estás bebiendo sentado, no se te vaya a ‘mover el piso’ y azotes las carnes.

Whiskey

El Whiskey tiene 40 grados y aunque se dice que no contiene azúcares añadidos, y que su grado de pureza es alto, lo cierto es que muchas de nuestras borracheras de deben a que 40 son muchos grados, en comparación con las bebidas que contienen menos alcohol, como el vino. Aquí el único consejo que podemos dar es que aunque ya traigas la boca acelerada no abuses del Whiskey, ya que no sólo perjudica al hígado, sino también lo pueden llegar a hacer con la vesícula, y qué decir de las resacas que te dejan como muerto viviente.

Cocktail con alcohol

Aguardiente

Sabemos que no es el caso de ustedes o al menos eso esperamos. Sin embargo, la ingesta del aguardiente se da más comúnmente en nuestra juventud, en esas épocas desenfrenadas de preparatoria donde las ‘aguas locas’ eran requisito obligado en toda fiesta. La destilación de esta bebida para guerreros, rica en azúcar, unido a sus 50 grados etílicos, hacen de esta bebida una de las más dañinas. Además, hay casos en los que la destilación con hierbas u orujos pueden ser muy perjudiciales y estar adulterados. Así que, por más que quieras seguir la fiesta, no te recomendamos que lo hagas con bebidas como ésta. ¡Te puedes quedar ciego!

Ron

La caña de azúcar es la materia prima para la destilación del ron. Si las bebidas destiladas con alto contenido de azúcares son más perjudiciales para el hígado, el ron, sin duda, encabeza esta lista. Sumado a esto, el ron se caracteriza por ser una de las bebidas más calóricas. ¡Checa! Aproximadamente una copa contiene 244 kilocalorías. Por lo que su ingesta conlleva a daños importantes al sistema cardiovascular. ¡No abuses!

 

Vodka

Esta bebida sólo tiene dos opciones: o la amas o la odias. Y es que enfrentarte a una borrachera de vodka es un reto que pocos o quizá los más diestros en cuestiones etílicas superan, ya que el vodka una de las bebidas que se mezclan con más frecuencia con aquellas que son energizantes, lo que resulta una bomba de tiempo. Esto se une a una graduación de 42º de media, lo cual convierte esta bebida en una de las más consumidas, pero también una de las más ‘tumba borrachos’.

Ginebra

Esta bebida se caracteriza por ser de las ‘finolis’ y la favorita de los ‘paps’, sin embargo, tienes que saber que la ginebra es altamente calórica. Posee 244 kilocalorías sumadas a sus 45º de alcohol, y si a eso le sumas los refrescos con la que usualmente se acompaña el resultado es una bomba líquida para tu hígado. Si aún con estas cifras no les da miedo ponerse una borrachera intensa con la ginebra ¡pues dense!

Absenta

Pero sin duda, la que se lleva el primer lugar en este top es la absenta, una bebida para quien gusta de emociones fuertes. Se trata de una bebida que va más allá del alcohol. Es decir, la absenta está compuesta por ingredientes como el ajenjo, hinojo, regaliz y otras hierbas como el cilantro, enebro, nuez moscada, anís estrella, entre otras. Sin embargo, la tujona es el ingrediente activo que, según los especialistas es el factor principal que convierte a este licor en una bebida alucinógena. Así que, tómala bajo tu propio riesgo.

Vaso de Absenta

Está por demás decirte que el alcohol puede afectar el funcionamiento de los riñones y causar dolores e incomodidad. Su única finalidad es filtrar los desechos metabólicos del cuerpo y mantener un equilibrio entre el agua y la materia. Y, como dijimos en un inicio, a la hora de empinarse el tarro o la copa jamás nos detendremos a pensar cuántas kilocalorías o cuántos azúcares estamos consumiendo, mucho menos los efectos que provocaran en nosotros en pleno enfieste. Sólo nos limitaremos a decir que el abuso del alcohol repercute sin duda alguna a tu salud. Controlemos la tomadera y cuidemos nuestros riñones.