A pesar de que el equipo rojinegro se ha mantenido sin ganar un campeonato desde 1951, el mediocampista, Bryan Garnica, agradece las enseñanzas del famoso capitán Rafa Márquez quien lo considera como un segundo entrenador para el Atlas y tendrá fe en poder ganar la Apertura 2017 de la Liga Mx.

En una entrevista, Garnica apunta al Káiser de Michoacán como un ídolo y una figura importante para el Atlas de Guadalajara:

“(Rafa Márquez) es otro director técnico dentro del terreno de juego, Rafa es importante en nuestro esquema, es el que nos lidera no sólo en lo futbolístico, también en lo mental. Es un ídolo para mí, una persona que sabe mucho, a mí, en lo personal, me ha ayudado a crecer, dice que ya no soy un joven, que si quiero hacer grandes cosas necesito empezar desde ya, en el tema mental ayuda mucho porque siempre quiere más y jala a los compañeros a hacer grandes cosas”.

Durante la Clausura 2017 de la Liga Mx, el equipo del paradero fue eliminado en Cuartos de Final por el campeón actual, las Chivas de Guadalajara. A pesar de tener 66 años sin tener una victoria en el campeonato, Garnica está consciente de salir campeón para la Apertura 2017 que comenzará el viernes 21 de julio:

“Aprendimos que no nos tenemos que conformar, queremos seguir dando más, dándole más alegría a la afición, 66 años sin salir campeón son bastantes, queremos salir campeón. Lo que queremos es primero que nada calificar, siempre nos entusiasma el ser campeón, escribir con letras de oro nuestro nombre en la historia del club”.

Rafael Márquez Álvarez tiene 38 años y fue participe de cuatro diferentes Mundiales, asimismo, fue de los muy pocos mexicanos que logró jugar para el Barcelona del 2004-2010. Como todos los grandes, Rafa está por retirarse del fútbol para posiblemente convertirse en Director Técnico. ¿Será que Garnica está dando la especulación que Márquez pueda terminar siendo entrenador para el Atlas de Guadalajara? Dinos en los comentarios sus opiniones al respecto.

El esperado Mundial 2018 que se llevará a cabo en Rusia será el último torneo en que el Káiser de Michoacán juegue antes de su jubilación.