A punto de cumplir 12 años Stephanie Martínez, ya sabe lo que quiere ser en la vida, nada más y nada menos que campeona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y es que, pese a su corta edad Stephanie empezó a entrenar desde los siete años, aunque desde los 5 le pidió a su padre que la llevará al gimnasio.

La también llamada La niña de oro compagina perfectamente su incipiente carrera de pugilista con sus estudios, actualmente cursa el sexto año de primaria en la escuela primaria Presidente Benito Juárez, en Ciudad Neza, donde además se distingue como una de las mejores estudiantes al conservar un promedio de 9.5.

Pugilista Stephanie Martínez arriba del ring | Stephanie Martínez quiere ser campeona del CMB

Su sueño de alcanzar algún día el campeonato dentro de un ring la obliga a seguir una rutina diaria, la cual no le deja tiempo para jugar. Regresando de la escuela, dedica 3 horas para hacer sus tareas de la escuela, ayuda en la casa y más tarde se dirige al gimnasio Club Condesa Box, acompañada de su papá, Emmanuel Martínez; lugar donde ejercita y perfecciona sus movimientos por espacio de hora y media.

Pero al final, como toda niña de su edad le gusta dibujar, colorear, jugar con sus primos y a veces, le gusta jugar, aunque si le dan elegir esta pequeña pugilista prefiere los guantes de box y el sonido de los golpes.

Pugilista Stephanie Martínez ataviada con su uniforme | Stephanie Martínez quiere ser campeona del CMB

Stephanie ha ganado distintos torneos juveniles, entre ellos, el de Puños rosas 2016, y cuando uno la vea sobre el ring ataviada como toda una profesional, es innegable el carisma y la dedicación que irradia esta pequeña, quien además de su amor por el boxeo, quiere ser médico veterinario. Pues como a diario le dicen su papa y abuelo, se tiene que dar el máximo esfuerzo en la vida para poder conseguir lo que uno quiere.