La lucha libre femenil en México envuelve un sinfín de anécdotas e historias de grandes leyendas, que, gracias a su valentía y amor por la lucha libre fueron sinónimo de una constante búsqueda de respeto por la afición y gente del medio.

La historia nos habla de grandes mujeres que forjaron una trayectoria  a partir de los años ochenta, en un ambiente hostil por el trato recibido de sus compañeros, de promotores y autoridades inmersas en el medio. No fue sino hasta los años noventa cuando la AAA comenzó a brindar un espacio dedicado a la lucha femenil en las que estrellas de la talla de Martha Villalobos, Las Rockeras, Neftaly y La Sirenita, lograron forjar una carrera y pasar a la historia como parte de esas primeras generaciones que abrirían el paso en este deporte a otras mujeres.

Sin embargo, pese a las dificultades que tuvieron, hubo grandes figuras que dejaron un legado dentro de la lucha libre femenil. Al conmemorar el Día Internacional de la Mujer, a manera de homenaje y felicitación, te presentamos a esas leyendas que quedarán inmortalizadas dentro la lucha libre mexicana.

Rossy Moreno y Cynthia Moreno

Estas dos mujeres son las precursoras de una dinastía de luchadores de hueso colorado. A lo largo de su carrera las hermanas Moreno, como son y serán conocidas, dejaron en claro que la lucha no es exclusiva de varones y que se puede ser madre de familia y luchadora profesional al mismo tiempo. Un camino que no ha sido nada fácil considerando que, como todo, la lucha libre y cualquier otra profesión, requiere de sacrificios y a veces ese sacrificio tiene que ver con el tiempo que pasamos con la familia. Gladiadoras con amplia experiencia en los cuadriláteros, llevan consigo más de 20 años de experiencia luchística que llevarán plasmada por siempre.

Lola González

María Dolores González mejor conocida por su apodo ‘Lola González’, es una de las figuras que no se pueden omitir al mencionar a las mujeres en la lucha libre. Con más de tres décadas de carrera luchística Lola González ha formado parte de las filas de  la Asociación Universal de Lucha y la Asociación Mundial de Lucha Libre, misma que conquistó el Campeonato Mundial Femenino de la UWA a mediados de la década de 1980. En 2007 ella ganó el campeonato de las mujeres de EWWC y defendió el título en la supercard Todo x el Todo de El Hijo del Santo en Naucalpan contra Xochitl Hamada que ganaba por descalificación.

Xóchitl Hamada

Esta luchadora es hija de la luchadora profesional Gran Hamada, la hermana del luchador Ayako Hamada y la cuñada de Tiger Mask IV. Como podemos ver proviene de una camada de luchadores profesionales. Hamada ha trabajó durante la mayor parte de su carrera de lucha profesional en México, sin embargo, tuvo la oportunidad de luchar en el país natal de su padre, Japón. Desde su debut en 1989, la “Reina del Aire”, como le llamaban, dejó en claro que la lucha femenil puede llevarse a cabo con sofisticación y profesionalismo.

Martha Villalobos

Sobra decir que ella fue la ruda más ruda de la lucha libre. Como todos los casos anteriores ella fue hija del luchador Panchito Villalobos. Martha Villalobos fue campeona de dos temporadas de la Nacional de México y participó en el Campeonato Nacional Femenino de Tag Team con Pantera Sureña. Además trabajó Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y, por si fuera poco, dirigió la empresa Reyes del Ring. Asimismo, ganó el Campeonato Reina de Reinas AAA dos veces, primero al derrotar a Reina de Reina Esther Moreno, y más tarde al ganar el torneo de 2003. Sin duda, se trata de una de las mujeres más activas dentro de la lucha libre mexicana que tanto luchó como promovió este digno deporte.

Lady Apache

Esta luchadora hizo su debut en la lucha libre en 1986. Su matrimonio con el Gran Apache le valió la dicha de convertirse en madre de  Faby Apache y Mari Apache, ambas luchadoras profesionales. Lady ha trabajado principalmente para el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y en Asistencia Asesoría y Administración (AAA), las dos casas de lucha que la apoyaron durante toda su carrera.

Fue dos veces Campeona Nacional de México; dos veces campeona AAA del torneo Reina de Reinas y ganadora del Campeonato Mundial de Equipos Tag Mixed al lado de su marido Electroshock.

Pimpinela Escarlata

Y como cualquier otro deporte debe ser incluyente, en esta lista también integramos a Pimpinela Escarlata, quien figuró por su aspecto estrafalario. Pimpinela formó parte del gremio luchístico denominado ‘Los exóticos’. Comenzó su carrera de lucha profesional en 1988, trabajando inicialmente bajo el nombre de anillo Pantera Rosa. Como Pimpinela Escarlata es ex campeón de AAA Reina de Reinas, campeón nacional de peso mediano mexicano y campeón del equipo mixto de etiquetas AAA World. Hoy en día sigue derrochando carisma y glamour en todas las plazas de la empresa tres veces estelar.

Estrellita

Gracias a su abuelo Rafael Barradas Osorio, quien estuvo 38 años al frente de la comisión de box y lucha del Distrito Federal, Estrellita incursionó en la lucha libre. Comenzó a entrenarse en la lucha libre bajo la tutela de “El Hijo del Gladiador”, “Ringo Mendoza” y “Gran Apache”. Para febrero de 1993, Estrellita debuta enfrentando en un mano a mano a La Practicante que, aunque perdió esa lucha, poco después volvió a enfrentarla para la revancha. Estrellita ha trabajado en el Consejo Mundial de Lucha Libre, en la AAA y , como dato curioso, antes de ser gladiadora Estrellita fue tecladista de una agrupación musical llamada “Los Rudos del Ritmo”, conformada completamente por luchadores.