La franquicia de Piratas del Caribe sigue tan viva como nunca. Hace 14 años, la primera cinta de la franquicia fue lanzada en cines y, honestamente, se puede notar una gran diferencia en el desempeño del personaje como se ha deteriorado con el paso de los años, tanto su personaje como el actor; y no me refiero a su edad.

La trama gira en torno a Henry Turner, hijo de Will Turner (ya convertido en el nuevo Davy Jones), quien descubrió la manera de romper la maldición de su padre para poder liberarlo del Holandés Errante: Usando el tridente de Poseidón, capaz de poder controlar los mares. Sin embargo, necesita la ayuda de Jack Sparrow para poder acceder al artefacto. Desgraciadamente, un antiguo enemigo de Jack, el Capitán Armando Salazar, quien fue engañado, maldecido y enviado directo al triángulo de las Bermudas por Sparrow; ha logrado escapar de su imprecación, para poder vengarse de su archienemigo.

Reseña: Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

Aunque la historia trata de un antagonista encargado de eliminar piratas por la flota española, este filme perdió la esencia de peleas navales entre pirata vs pirata, como lo tenía sus predecesores. No obstante, esto no significa que no sea una buena película. A pesar de que esencias básicas se pierden, nuevas ideas y aventuras surgen con la historia de la venganza de Salazar; y las escenas de acción y pelea se sienten más fresco (se hubiera deseado agregar una que otra escena extra de pelea). Una característica que da buen beneficio es lo bien manejado que tiene la continuidad entre una película con otra. Ciertamente se contestaron preguntas que dejaron en la última cinta (Piratas del Caribe: Navegando Aguas Misteriosas) y la bilogía de Davy Jones. Así que más vale ver las anteriores cintas para poder entender la narrativa de la recién estrenada. Otro punto positivo, es la buena manera de introducir un poco sobre el pasado de Jack Sparrow y cómo llegó a ser capitán del Perla Negra, antes llamado como Wicked Wench (La Jovencita Traviesa).

Hablando de su predecesor, se puede decir que supera por mucho a Navegando Aguas Misteriosas. Sus mejoras son: El retorno de antiguos y memorables personajes como Will Tuner y Elizabeth Swan (aunque sea un pequeño cameo); el villano es más amenazante que el anterior (Edward “Barba Negra” Teach); Javier Bardem hizo un espectacular papel para ser un maniático español que Ian McShane. Los nuevos personajes son más queridos por la audiencia. Ciertamente, Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar debió de haber sido la cuarta entrega.

Se da la reseña de Piratas del Caribe

Una cosa que hace única la franquicia de Piratas del Caribe es el uso historias y mitos tétricos de piratas. Por ejemplo, en la primera cinta eran piratas malditos que se convertían en esqueletos a la luz de la luna; en la segunda y tercera cinta eran piratas malditos que tenían sus cuerpos fusionados con algún animal acuático; la cuarta cintas eran de piratas zombificados. Sin embargo, cada una tenía una manera de explicar cada mito. En esta cinta se vuelve muy inverosímil tener que buscar el artefacto de un personaje mitológico griego, como que no se ve la forma que esto entre en la franquicia.

Otro punto negativo, es el desempeño del elenco. Todos hicieron un gran trabajo realizando su actuación. Sin embargo, la actuación de Johnny Depp fue la más deficiente. Se puede notar que su personaje ya se siente cansado, sin chistes, ni carisma. Inclusive las gracias que hace Sparrow no son de todo chistosos, se puede decir que Johnny Depp perdió el toque de su personaje. Es como si el trabajo de Depp lo hiciera nada más porque es su trabajo, en lugar de mostrar algo más allá que solo actuar (como lo hizo en las primeras cintas como el Capitán Jack Sparrow). Es entendible que cinco entregas sobre el mismo protagonista puede convertirse en algo tedioso y cansado.

Reseña: Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

Les recomiendo que se esperen después de los créditos, porque se exhibe una escena que probablemente defina Piratas del Caribe 6, a pesar de que los comerciales y tráilers nos habían apuntado que esta sería la última cinta que cerraría con la franquicia.

Conclusión

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar es una cinta que corrige los errores de su predecesor y brinda algo nuevo que puede mantener entretenido al espectador, pero con pizcas de lo que hace la franquicia de Piratas del Caribe. Es 100% recomendable para todo fanático y seguidor de la serie, asimismo, es recomendable para toda persona que empieza a tener un interés en la vida de Jack Sparrow y sus queridos personajes.