Hoy parece normal ver a actores, directores, compositores, fotógrafos, guionistas y diseñadores latinos triunfar en la glamurosa industria cinematográfica de Hollywood. Personajes de la talla de Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu, Salma Hayek, Pénelope Cruz, Javier Bardem, Antonio Banderas, Guillermo del Toro, entre otros, han logrado voltear los reflectores hacia ellos y dejar atrás los estereotipos que pesaban sobre los latinos. Aunque para hacer justicia, este camino lo iniciaron hace muchos años varias actrices y actores. Por eso, aquí te damos a conocer algunas de esas personalidades que hicieron historia en Hollywood y que son muy mexicanos.

Dolores del Río (1904-1983)

Nacida en Durango, Dolores del Río fue la primera estrella femenina latinoamericana en triunfar en Hollywood y es considerada a la fecha, como uno de los rostros más bellos que aparecieron en la industria fílmica de la época. Fue descubierta en México por el cineasta estadounidense Edwin Carewe. Comenzó su carrera cinematográfica en 1925 en Hollywood y participó en películas exitosas como What Price Glory? (1926), Resurrection (1927), Ramona (1928) y Evangeline (1929) y ya en la época sonora intervino en producciones como Ave del paraíso (1932), Volando a Río (1933), Madame Du Barry (1934) y Journey into Fear (1943).

En la década de los 40 regresa a México y se convierte en una de las principales figuras femeninas de la llamada Época de Oro del Cine Mexicano. Las cintas Flor Silvestre (1943), María Candelaria (1943), Las abandonadas (1944), Bugambilia (1944) y La malquerida (1949), están catalogadas como obras maestras que ayudaron a proyectar la cinematografía mexicana a nivel internacional.

Emilio “El Indio” Fernández (1904-1986)

Aunque este destacado director, actor y productor de cine mexicano, conocido por el mote de El Indio, no hizo carrera en la industria de Hollywood, sí participó en algunas de esas súper producciones, además de ser uno de los principales representantes del nacionalismo cinematográfico que mostró y le dio un nuevo sentido al indigenismo, exaltando las costumbres y la identidad de México.

Su efímero paso por la meca del cine está marcado por trabajos como bailarín, doble y extra de cine; aunque existe una historia que afirma que El Indio sirvió como modelo para la estatuilla del Oscar, debido a la cercanía y amistad que tenía con la actriz Dolores del Río, quien en ese tiempo era esposa de Cedric Gibbons, encargado del diseño de la misma.

Emilio "El Indio" Fernández actor y director de la época de oro del cine mexicano

Anthony Quinn (1915-2001)

Ganador de dos premios Oscar en la categoría de Mejor Actor de Reparto, Anthony Quinn es un referente obligado de aquellos inmigrantes que llegaron hacer historia en la meca del cine. Sus primeros papeles en la industria cinematográfica se vieron marcados por su apariencia latina y su aspecto exótico, pero fue precisamente ese aspecto y su desempeñó histriónico lo que lo llevó a protagonizar cintas como Zorba, el Griego, Lawrence of Arabia y La Strada, las cuales lo posicionaron en esa difícil y cerrada industria.

Trabajó con directores de la talla de Elia Kazan, Federico Fellini y Spike Lee, por mencionar sólo algunos, y participó en cintas como ¡Viva Zapata! (1952), Lust for Life (1956), Nuestra Señora de París (1957), Al borde del río (1957), Orquídea negra (1959), El último tren de Gun Hill (1959), en donde no dejó duda de su talento como actor y marcó un antes y después en los estereotipos de los latinos.

Ricardo Montalbán (1920-2009)

Conocido por su rol protagónico en la serie televisiva Fantasy Island, Ricardo Montalbán comenzó su carrera en la película He’s Latin from Staten Island y pese a que en Hollywood llevó a cabo gran parte de su carrera como actor, el oriundo de la Ciudad de México siempre se mostró orgulloso de su origen, rechazando la nacionalidad estadounidense.

Participó en cintas como Fiesta Brava (1947), En una isla contigo (1948), La hija de Neptuno (1949), Sombrero (1953), Mi amor brasileño (1953), La mujer X (1966), Más allá de Missouri (1961), El gran combate (1964) Ladrones de trenes (1973), entre otras, donde compartió escenario con estrellas como Esther Williams, Pier Angeli, Lana Turner, Marlon Brando y John Wayne.

En 1970, en un afán por cambiar los estereotipos que se manejaban en la industria fílmica, se une a Richard Hernández, Val de Vargas, Rudolfo Hoyos Jr., Carlos Rivas, Tony de Marco y Henry Darrow, para crear la Fundación Nosotros, encaminada a mejorar la imagen pública de los latinos, así como ayudar a otros actores a defender sus derechos y que cada año concede el Premio Golden Eagle a actores hispanos.

Ricardo Montealban, actor mexicano pionero en la industria de Hollywood

 

Sin duda, todas estas carreras que acabamos de ver, no estuvieron exentas de sacrificios que significaron enfrentarse a una industria cinematográfica cargada de estereotipos, misógina, racismo y, muchas de las veces, recia a abrirse a nuevas visiones, pero a la que finalmente pudieron vencer haciendo gala de un poco de suerte, tenacidad y, eso sí, mucho talento.