El cine es en esencia una ventana para la expresión de un sinfín de posibilidades reales o fantásticas, a través del quehacer cinematográfico el hombre encuentra un medio para dar a conocer historias originales o basadas en hechos reales. A lo largo de la historia del cine, los creadores han llevado a la pantalla grande multitud de historias basadas en sucesos que ocurrieron en el mundo real, narrativas en torno a homicidios, hechos o personajes históricos, biografías de personas importantes y, por supuesto, las vidas de una gran cantidad de músicos han sido interpretadas por grandes actores. Es por lo anterior que nos hemos dado a la tarea de realizar un Top 5 de las mejores películas basadas en la vida de grandes músicos de todo género sin importar su nacionalidad.

Ray

(Taylor Hackford, Estados Unidos, 2004)    

Con la actuación del actor estadounidense Jamie Foxx en el papel del músico de soul, R&B y jazz Ray Charles Robinson. La historia comienza mostrándonos la infancia de Ray, quien comenzó a perder la vista entre los 5 y 10 años de edad, cuando quedó ciego completamente, aparentemente a causa de un glaucoma. Al ser  todavía un niño, su familia se mudó a una comunidad de muy pocos recursos en Greenville, Florida, donde comenzó a mostrar su interés por la música.

La película no sólo nos narra su comienzo en el mundo de la música profesional, que tuvo inicio con su primer viaje a Seattle, a su vez, nos permite conocer el lado más obscuro en la vida del legendario músico, ya que el largometraje nos deja ver la severa adicción que el jazzista tenia por la heroína. Pero sin duda lo más destacable de este filme es la majestuosa actuación de Jamie Foxx, suceso que le valió un Premio de la Academia en la categoría de mejor actor.

Johnny & June: Pasión y locura

(James Mangold, Estados Unidos, 2005)

Este largometraje, basado en la vida del músico estadounidense Johnny Cash y la relación sentimental que mantuvo con la cantante June Carter, recibió excelentes críticas por parte de la Academia, a tal grado de estar nominada a varios premios, otorgándole a la actriz Reese Witherspoon el Óscar en la categoría de Mejor actriz. A su vez obtuvo nominaciones en premios tan importantes como Premios BAFTA, Premios Globo de Oro, Premios Satellite, entre otros.

El largometraje comienza ambientado en 1968, con una audiencia de internos en la prisión de Folsom, Estados Unidos aclamando la banda de Johnny Cash cuando él está esperando entre bastidores, a punto de salir al escenario y recordando sus años de juventud. Es a partir de este momento que el largometraje nos mostrará el ascenso musical de Johnny, su adicción a las drogas y el alcohol y su desenfrenado amor por su compañera de giras June Carter.

La vie en rose

(Olivier Dahan, Francia, 2007)

Protagonizada por la actriz Marion Cotillard, quien, por su actuación magistral en el papel de la mítica cantante francesa Edith Piaf, recibió varios reconocimientos, entre ellos el Óscar a la Mejor actriz, convirtiéndose en la segunda mujer francesa en obtenerlo, el BAFTA a la Mejor actriz, el Globo de Oro a la mejor actriz – Comedia o musical y César a la Mejor actriz del Premio César de la Academia de las Artes y Técnicas del Cine de Francia, entre otros múltiples premios y nominaciones para la película y todo el equipo de producción. La cinta tiene la peculiaridad de transmitirnos el sentimiento de una mujer enamorada, pero jamás correspondida.

La película comienza con sus experiencias de la infancia y finaliza con los acontecimientos que van transcurriendo hasta su muerte, pero ya expuestos por una actuación de su canción Non, je ne regrette rien. El inicio se trata de su concierto en Nueva York en 1959 cuando ella cantaba su éxito en inglés Heaven a Mercy, cuando, debido a su enfermedad, ella cae desmayada al piso. Es a partir de esta escena que se le muestra de manera magnífica al espectador la vida trágica de una mujer que salió de la calle para alcanzar la fama que le seria arrebatada por la obsesión del amor y las adicciones.

Control

(Anton Corbijn, Reino Unido, 2007)

Uno de los grupos más representativos de la historia del rock inglés es, sin duda, Joy Division, agrupación liderada por el joven músico Ian Curtis, quien lamentablemente se suicidara a la edad de 23 años. Es precisamente la historia de este músico británico la que narra el largometraje Control, el cual está basado en las memorias Touching from a Distance escritas por Deborah Curtis, mujer y viuda del artista.

Es gracias al excelente trabajo del director que la película nos remite de manera vivencial al contexto artístico de los años setenta. Además, es preciso añadir que la historia audiovisual no sólo supone la narración de la trayectoria del grupo musical Joy Division y de la decadencia de su cantante Ian Curtis, sino también muestra las consecuencias del amor, la infidelidad y el arrepentimiento, así como la búsqueda de la salvación y la armonía a través del arte. Cabe mencionar que el director Anton Corbijn comenzó su carrera profesional como fotógrafo de bandas tan emblemáticas como Nirvana y los propios Joy Division, suceso que hace del filme una verdadera joya de la cinematografía y la música.

La bamba

(Luis Valdés, Estados Unidos, 1987)

Richard Steven Valenzuela Reyes, mejor conocido como Ritchie Valens, fue un músico y pionero del rock and roll de origen mexicano, pero nacido en Estados Unidos. Es precisamente la historia de este músico adolescente la que nos cuenta el largometraje La bamba. Aunque Ritchie Valens tuvo una trayectoria de tan sólo ocho meses, ya que murió a la edad prematura de 17 años en un accidente aéreo, cuando se encontraba de gira junto a otros músicos de la década de los cincuenta, durante este tiempo, el músico logró posicionar varios éxitos, el más famoso La bamba, melodía que originalmente es una canción popular mexicana de son jarocho, la cual Valens transformó con un ritmo de rock and roll y convirtió en un éxito en 1958. Una película que nos muestra a un joven que logra superar las inclemencias del trabajo del campo para convertirse en una leyenda.

Por Carlos Ramírez